Por Edith M. Fernández de Baggiani

La lectura de esta novela es una experiencia, y como tal, no fácil de trasmitir. Y para un psicoanalista no es sin que sobrevuele el escrito de Lacan “Homenaje a Marguerite Duras por El Arrebato de Lol V. Stein”. Allí dice: “Marguerite Duras resulta saber sin mí lo que yo enseño”. También Freud ha dicho que en su materia el artista siempre lo precede. Pero más allá de esas referencias, la escritura de este relato se revela magistral en describir vivencias, tan profundas como innombrables, con una textura que toca el cuerpo del lector.

En el inicio, sucede la escena nodal en la sala de baile del Casino de T. Beach, en donde Lol V. Stein inicia su locura. Allí su prometido, Michael Richardson, irresistiblemente flechado por una mujer de más edad, abandona a Lol, que asiste, atónita, al abrazo de ambos al son de la danza.

Ha pasado tiempo, Lol Stein se ha casado, ha tenido hijos y parece haber superado su pasada crisis y postración. Después de 10 años regresa a S.Tahla, su ciudad natal, en donde reencontrará, azarosamente, a su antigua amiga Tatiana Karl, testigo de aquel drama. Ella y su amante, Jacques Hold, serán el vehículo para reconstruir aquella escena que provocó el arrebato. Seguir leyendo ““El Arrebato de Lol V. Stein” de Marguerite Duras”

Anuncios